Alergia o resfriado, ¿en qué se diferencian?

Entre los síntomas más frecuentes de la rinitis alérgica destacan el picor nasal, estornudos frecuentes y congestión nasal de instrucción más o menos brusca

Las patologías alérgicas que aparecen en primavera tienen unos síntomas que pueden confundirse con los de un resfriado; sin embargo, existen claras diferencias.

Ante la sospecha de síntomas sugestivos de alergia se deberá realizar el estudio correspondiente con pruebas cutáneas y determinación analítica de IgE lo que nos llevará a descartar proceso alérgico si los resultados son negativos o lo contrario si son positivos

No obstante, no siempre es tan fácil, es decir, un paciente puede presentar estudio positivo a un polen y aún así sus síntomas corresponder a un resfriado sin más.

SÍNTOMAS DE LA ALERGIA

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, entre los síntomas más frecuentes de la rinitis alérgica destacan el picor nasal, estornudos frecuentes y congestión nasal de instrucción más o menos brusca.

Estos síntomas alcanzan su pico más alto cuando el paciente está al aire libre y se reducen cuando está en un sitio cerrado.

Asimismo, otra característica que diferencia a estos síntomas de los del catarro y el coronavirus, es que estos disminuyen o remiten con rapidez tras la toma de antihistamínicos tópicos u orales.

En el caso del asma, algunos síntomas como la tos seca o la dificultad para respirar pueden confundirse con los del coronavirus, pero no hay datos de malestar general ni fiebre. La inflamación que produce el propio catarro, se suma a la inflamación propia del asma, y esto es responsable de la mayor dificultad para respirar.

SÍNTOMAS DEL RESFRIADO

Para la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, los síntomas del resfriado pueden iniciarse como los de una rinitis y van aumentando de intensidad de uno a tres días. A los tres o cuatro días comienza a remitir y a los seis o siete días ya se habría resuelto.

Por su parte, desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) señalan que el resfriado no suele ir acompañado de malestar general, dolor muscular, pérdida de fuerzas… La fiebre no suele aparecer tampoco, pero la tos si puede estar en ambos casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *