Bienestar laboral: claves para sentirte bien en el trabajo

Aunque el estrés es una respuesta natural del organismo, cuando aparece en exceso puede acarrear algunos problemas de salud

El estrés laboral es un problema de salud que cada vez afecta a más personas. Se trata de un conjunto de respuestas fisiológicas, cognitivas y emocionales que surgen ante ciertos aspectos relacionados con nuestro trabajo.

Aunque el estrés es una respuesta natural del organismo, cuando aparece en exceso puede acarrear algunos problemas de salud. Por ejemplo, las personas que sufren estrés laboral pueden experimentar: insomnio, cansancio, dificultad de concentración, irritabilidad, disminución de la productividad, dolor de cabeza, y cambios de humor, entre otros. Es decir, desde la Fundación Española del Corazón señalan que se pueden presentar respuestas emocionales, fisiológicas, cognitivas y conductuales.

Pero, ¿qué es lo que produce este estrés laboral? Las causas son variadas. Desde el Ministerio de Sanidad aluden a un exceso o falta de trabajo o a un tiempo inapropiado para completar el trabajo de forma satisfactoria. También destacan la falta de reconocimiento por las tareas desempleadas o la ausencia de oportunidades para expresar nuestras quejas o sugerencias.

De igual forma, influye la relación con los compañeros y jefes, las condiciones del empleo o no tener ninguna autoridad para tomar decisiones a pesar de las responsabilidades.  

CLAVES PARA SENTIRTE BIEN EN EL TRABAJO

Para la Organización Mundial de la Salud, un lugar de trabajo saludable es donde empleados y directivos colaboran para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores que forman parte de la plantilla, así como la sostenibilidad de la empresa.

En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios recomienda seguir hábitos de vida saludable que favorezcan el bienestar físico y mental y, por tanto, nos permitan estar bien en el trabajo: hacer deporte, llevar una dieta saludable y tener un sueño óptimo.

Igualmente, se aconseja programar periodos de descanso durante la jornada laboral para despejar la mente; organizar las tareas para ir resolviéndolas poco a poco; y no excedernos con la carga de trabajo.

También es importante hablar con nuestros superiores si consideramos que nuestras condiciones laborales no se ajustan a lo establecido. La comunicación en una empresa debe ser un aspecto primordial.

Por último, es de vital importancia desconectar del trabajo fuera de la jornada laboral. Para ello, debemos aprovechar nuestro tiempo de ocio para realizar actividades que nos motiven.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *