¿Qué puedo comer si tengo colon irritable?

Es importante realizar cuatro o cinco comidas al día y tomarse tiempo para realizarlas, al menos 20 minutos

Dolor abdominal, gases, alteraciones intestinales constantes y crónicas… son los síntomas más frecuentes del síndrome de intestino irritable o SII (también conocido como colon irritable), una alteración intestinal muy común entre adultos y adolescentes y, sobre todo, en mujeres.

Según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), se trata de una patología que se estima que puede padecerla hasta el 10-15% de la población y representa el 25% de las visitas a una consulta de digestivo.

No se conoce una causa única que produzca este síndrome (hay varias, como estrés, enfermedades digestivas, genética, alteraciones de la microbiota intestinal, etc.), por lo que el tratamiento se basa en mitigar las molestias y mejorar la calidad de vida de las personas.

Entre los síntomas destacan:
  • Cambios en la frecuencia y/o consistencia de las heces: períodos de diarrea, estreñimiento, o alternancia de ambos.
  • Dolor abdominal: es el principal síntoma del síndrome del intestino irritable, que suele mejorar tras la defecación.
  • Sensación de quemazón en el esófago, náuseas e incluso vómitos.
  • Vientre hinchado por distensión abdominal, gases o meteorismo.
  • Mucosidad en las deposiciones.

Respecto a la alimentación, en general, “una dieta equilibrada es la mejor opción para todas las personas con este síndrome, aunque los consejos tienen que ser individualizados”, recomienda la FEAD.

RECOMENDACIONES

No obstante, puedes seguir las siguientes pautas si crees que padeces de colon irritable:

  • Se debe evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • No existen alimentos prohibidos o malos. Cada persona debe identificar que alimentos le sientan peor y reducirlos o eliminarlos. Como norma general, alimentos como las especias, la cafeína, los picantes, las grasas, formadores de gas o comidas muy condimentadas deben evitarse.
  • Es recomendable beber agua y tomar frutas y verduras, sin excederse.
  • Es importante realizar cuatro o cinco comidas al día y tomarse tiempo para realizarlas, al menos 20 minutos.
  • Es aconsejable realizar 30-45 minutos de actividad física.
  • Modera el consumo de fibra insoluble.
  • Evita los alimentos ricos en grasas y las frutas cítricas.
  • Elimina el consumo de sorbitol (un edulcorante), los alimentos o especies picantes, el gas (en las bebidas), el café y el té.

No dudes en acudir a tu especialista.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *