Tips para controlar la frecuencia cardiaca

La frecuencia cardiaca normal en reposo oscila entre los 50 – 60 y los 100 latidos por minuto, aunque con diferencias, según las características fisiológicas de cada persona

Llevar un estilo de vida saludable y realizar ejercicio físico son dos aspectos fundamentales que ayudan a mantener la frecuencia cardiaca en sus niveles óptimos.

Según la Fundación Española del Corazón, la frecuencia cardiaca es el número de veces que se contrae el corazón durante un minuto. Para el correcto funcionamiento del organismo es necesario que el corazón bombee la sangre hacia todos los órganos, pero además lo debe hacer a una determinada presión (presión arterial) y a una determinada frecuencia.

La frecuencia cardiaca normal en reposo oscila entre los 50 – 60 y los 100 latidos por minuto, aunque con diferencias, según las características fisiológicas de cada persona.

Medir y controlar las pulsaciones no es complicado y resulta de vital importancia, especialmente en personas hipertensas o que padecen alguna dolencia cardiaca. 

La frecuencia cardiaca se puedes medir,  tomando el pulso en la muñeca y tal y como explica la Sociedad Española de Cardiología y debido a que varía con la actividad, siempre debemos medirla sentados, en reposo y en un ambiente templado. Además, se recomienda no haber consumido cafeína en las horas previas a la medición.

Dependiendo de la edad, el sexo y el ejercicio físico,la frecuencia cardiaca es diferente.

Pulsaciones normales en reposo en mujeres y según edad

En general, la frecuencia cardiaca de las mujeres es ligeramente superior a la de los hombres.

Entre los 20 y los 29 años, la frecuencia en reposo normal estaría entre los 78 – 94 latidos / pulsaciones por minuto.

En la siguiente década, de 29 a 39 años, se considera normal 80 – 96 pulsaciones por minuto (ppm). A partir de esta edad y hasta los 49 años, lo normal está entre 80 – 98 (ppm).

Con más de 50 años, 84 – 102 ppm se consideraría dentro de los límites normales saludables.

Pulsaciones normales en reposo en hombres y según la edad

En el caso de los hombres, las pulsaciones por minuto son algo inferiores que en las mujeres.

Los más jóvenes, de 20 a 29 años, el pulso en reposo puede oscilar entre las 70 y las 84 ppm, aunque un ritmo de latidos algo inferior (entre 62 – 68 ppm) se considera ideal.

A medida que la edad aumenta, las pulsaciones suelen experimentar un leve crecimiento: 74 -84 ppm en hombres de 30 a 39 años, 74 – 88 en los de 40 – 49 y 76 – 88 en los mayores de 50.

Hay que insistir en que en cualquier caso se trata de datos aproximados que, además, pueden variar en el transcurso de un mismo día y siempre dependiendo de las características físicas de cada persona.

Pulsaciones normales en reposo en deportistas

La actividad física, especialmente si es intensa, exige un esfuerzo extra de bombeo al corazón y es totalmente normal que las pulsaciones se aceleren al hacer deporte.

En el momento del esfuerzo, las pulsaciones de un deportista se elevan de manera notable y, una vez finalizado, recuperan poco a poco su ritmo normal.

Ya en reposo, el corazón de un deportista puede estar por debajo de lo considerado normal (menos de 50 ppm) y como media general suele situarse en torno a las 60 ppm

Para reducir la frecuencia cardiaca es necesario llevar un estilo de vida saludable, limitar el consumo de alimentos estimulantes como la cafeína, hacer ejercicio, mantener una dieta equilibrada, limitar el consumo de alcohol y tabaco y mantenerse hidratado.

Recuerda que una frecuencia demasiado elevada podría indicar una taquicardia y si, por el contrario, es excesivamente baja se hablaría de una bradicardia. Por ello, ante cualquier duda, sobre si las pulsaciones son las adecuadas, la consulta con el cardiólogo es importante.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *